A nadie le gustan las venas varicosas. Pueden ser desagradables, incómodos y, lo peor de todo, potencialmente doloroso. Pero en lugar de esperar a que las venas aparezcan por sí mismas, existen algunos métodos simples que puede usar si desea evitar su aparición el mayor tiempo posible.

¿Qué son las venas varicosas?

Las venas varicosas son venas hinchadas que aparecen con frecuencia en las piernas y los pies. Las causas directas varían, pero en general se acepta que las venas varicosas surgen cuando las válvulas en las venas funcionan incorrectamente, lo que hace que se interrumpa el flujo sanguíneo. Ciertos grupos son más susceptibles al desarrollo de venas varicosas, como las mujeres embarazadas y las personas con sobrepeso.

¿Se pueden prevenir las venas varicosas?

Si bien la prevención total es difícil, hay algunos comportamientos simples que uno puede implementar en sus vidas si desean prevenir el desarrollo de las venas varicosas.

Ejercicio

El ejercicio no solo es bueno para el bienestar general, sino que también puede ser instrumental en la prevención de las venas varicosas. Agregar un poco de ejercicio extra a la rutina diaria puede impulsar el desarrollo de las venas varicosas al hacer que su sangre se mueva.

Un beneficio adicional es la pérdida de peso; Como se mencionó anteriormente, las personas con sobrepeso tienen significativamente más probabilidades de desarrollar varices que las personas que no lo tienen.

Agregar ejercicio a la vida no es difícil, siempre y cuando estén dispuestos a hacer algunos cambios menores. Por ejemplo, andar en bicicleta al trabajo o salir a caminar los fines de semana estimula el flujo sanguíneo. Para aquellos que prefieren ejercicios de bajo impacto, ir a nadar y hacer yoga cosecha los mismos beneficios que otras formas de ejercicio.

Mejoras de dieta

Comer una dieta equilibrada rica en fibra puede prevenir las venas varicosas. Además de la fibra, el ingrediente clave a tener en cuenta es la sal; Las dietas altas en sal no son saludables y están relacionadas con una variedad de problemas de salud, incluido el desarrollo de venas varicosas.

Beber más agua siempre es una buena idea para aquellos preocupados por el desarrollo de las venas varicosas. La hidratación adecuada es esencial para una buena circulación sanguínea, que es necesaria para prevenir las venas varicosas.

Evite estar parado o sentado por mucho tiempo

Trabajar en un entorno de oficina puede dificultar la aceptación de este consejo. Sin embargo, se pueden hacer pequeños cambios para aquellos preocupados de que su vida cotidiana pueda alentar el desarrollo de las venas varicosas.

Mientras está sentado, se pueden realizar pequeños ejercicios para estimular el flujo sanguíneo en las piernas y los pies. Simplemente mover los tobillos y doblar las rodillas es fácil de hacer debajo de un escritorio y puede tener innumerables beneficios para la salud vascular.

Además, hacer un punto para caminar por la oficina o viajar a pie durante el almuerzo puede tener ventajas similares.

Elevación de piernas

Elevar las piernas es una forma comprobada de prevenir la formación de venas varicosas. Hacer esto reduce la hinchazón de las piernas y alivia las molestias.

Se ha demostrado que elevar las piernas por encima del nivel del corazón tres o cuatro veces al día durante períodos de aproximadamente quince minutos alivia los síntomas de molestias en las piernas y previene las venas varicosas.

Algunos también han descubierto que dormir con las piernas elevadas proporciona beneficios similares. Como mínimo, colocar una almohada debajo de las piernas mientras se relaja o mira televisión puede aliviar el estrés de las piernas y promover el movimiento de la sangre.

Medias de compresión

Si bien hay pocos datos concretos para respaldar el uso de medias de compresión en la prevención de las venas varicosas, muchos médicos y consumidores aún recomiendan usar medias de compresión para mejorar la circulación en las piernas.

Las medias de compresión funcionan aplicando presión en la parte inferior de las piernas, lo que aumenta el flujo sanguíneo y previene la incomodidad. Para garantizar que las medias de compresión funcionen correctamente, es importante dimensionar correctamente las medias para que se ajusten adecuadamente a las piernas del usuario.

Las medias de compresión deben usarse durante el día y quitarse por la noche. La eficacia de las medias se mantiene a través del cuidado y lavado adecuados, y deben reemplazarse cada tres a seis meses.

Opciones de tratamiento de venas varicosas

Si bien todos estos comportamientos pueden prevenir las venas varicosas, desafortunadamente su ocurrencia a veces es inevitable. Una vez que aparecen las venas varicosas, es casi imposible que desaparezcan por sí solas.

Para medir la extensión de sus venas varicosas y ver qué opciones están disponibles para el tratamiento, tome nuestro consulta virtual gratuita de venas. A partir de ahí, podemos ofrecer una variedad de opciones de tratamiento que se adaptan a sus necesidades. Para tomar el examen o para saber más, haga clic aquí..