La ablación térmica endovenosa es un procedimiento médico en el que las venas varicosas problemáticas se sellan con calor. Este procedimiento también se conoce como terapia con láser y se usa para tratar la enfermedad venosa en las piernas. Durante el procedimiento, se usa un catéter para dirigir el calor para sellar las venas varicosas. Después de cerrar las venas, el cuerpo redirige la sangre a través de venas sanas adyacentes.

 

¿Quién debería considerar la ablación térmica endovenosa?

La ablación térmica endovenosa es una opción viable para cualquier persona que padezca una enfermedad venosa. El procedimiento es mínimamente invasivo y, con el tiempo, reduce las complicaciones que pueden surgir de la enfermedad venosa. En general, el proceso de recuperación de la ablación térmica endovenosa es más rápido que las opciones de tratamiento alternativas.

 

Cómo prepararse para la ablación térmica endovenosa

Paso uno: comuníquese con su especialista local en venas (¡como nosotros!). Cada caso de enfermedad de las venas es diferente, y es mejor que un profesional evalúe sus necesidades antes de decidir una opción de tratamiento. Si la ablación térmica endovenosa es la opción adecuada para usted, puede prepararse para el procedimiento asegurándose de no tener joyas y evitando los tatuajes en las áreas afectadas por enfermedades de las venas. También recomendamos a los pacientes que hagan arreglos para que un ser querido los lleve a casa después del procedimiento.

 

¿Qué sucede durante el procedimiento?

Un cirujano vascular coloca una aguja con un cable en la vena. Luego se inserta un catéter en la vena. El especialista en venas luego dirige ondas de radio de alta frecuencia a través del catéter, generando calor y reduciendo las venas afectadas.

Cuando termina el tratamiento, el médico puede colocar una venda en las áreas afectadas para ayudar a acelerar el proceso de recuperación. En general, la ablación térmica endovenosa es menos invasiva que las cirugías de venas tradicionales y deja cicatrices mínimas en la superficie de la piel. En total, el tratamiento requiere menos de una hora y los pacientes suelen ser dados de alta el mismo día.

 

¿Hay otras opciones de tratamiento?

En resumen: sí! La ablación térmica endovenosa es una de las muchas opciones disponible para pacientes que buscan tratar su enfermedad venosa. Otras opciones de tratamientos incluyen escleroterapia, tecnología médica adhesiva y flebectomía ambulatoria.

La ablación térmica endovenosa es similar a otros métodos de tratamiento de venas varicosas. Sin embargo, tiende a ser una de las formas más efectivas y eficientes para tratar la enfermedad de las venas. La ablación térmica endovenosa no requiere incisión en la piel y, como resultado, tarda menos tiempo en recuperarse. Otro beneficio importante de la ablación térmica endovenosa es que está altamente localizada en las venas problemáticas, dejando los tejidos circundantes completamente intactos.

Solo un profesional de las venas puede evaluar con precisión la mejor opción de tratamiento para sus necesidades venosas. Haz clic aquí para una consulta de vena virtual gratis!

Resumen
¿Qué es la ablación térmica endovenosa?
Nombre del artículo
¿Qué es la ablación térmica endovenosa?
Descripción
La ablación térmica endovenosa es un procedimiento médico en el que las venas varicosas problemáticas se sellan con calor. Este procedimiento también se conoce como terapia con láser y se usa para tratar la enfermedad venosa en las piernas.
Autor
Vanish Advanced Vein Tratamientos
Nombre del editor
Vanish Advanced Vein Tratamientos
Editorial Logo